Descubre la manera de vivir tu vida en plenitud.

En menos de 3 meses, descubre la forma de vivir tu presente en plenitud, sin volver a caer en síntomas molestos.

Cuando logras saborear la felicidad y la alegría sin euforia, el dolor y la tristeza sin drama; encuentras por fin serenidad en el presente. Y descubres el equilibrio y la calma que necesitas para vivir en armonía.

Ese es el objetivo que pondremos en foco al momento de trabajar juntos en tu bienestar.

QM_SobreMi_B5v2
QM_SobreMi_B5v2

Descubre la manera de vivir tu vida en plenitud.

En menos de 3 meses, descubre la forma de vivir tu presente en plenitud, sin volver a caer en síntomas molestos.

Cuando logras saborear la felicidad y la alegría sin euforia, el dolor y la tristeza sin drama; encuentras por fin serenidad en el presente. Y descubres el equilibrio y la calma que necesitas para vivir en armonía.

Ese es el objetivo que pondremos en foco al momento de trabajar juntos en tu bienestar.

Hay momentos en los estás tan inmerso en tu malestar, que no encuentras la forma de gestionar las situaciones, te desanimas y pierdes confianza en ti una vez más, porque no puedes ver más allá del “árbol que te tapa el bosque”.

Esos instantes duros en los que la vida te pone a prueba -con el tiempo-y de acuerdo a como lo hayas vivido, te llevan a afectar tu salud física, mental y emocional. Aún así, el camino de salida está allí disponible, a la espera de que puedas verlo.

Trabajar sobre uno mismo es una tarea natural, aunque requiere de la fuerza de la decisión para dejar de repetir las mismas actitudes de siempre,  abrirse  a lo nuevo, y poner fin a ese sufrimiento más que conocido.

Cada instante presente es nuevo, y el miedo a lo nuevo es lo que muchas veces te paraliza.

En cambio, la inercia de lo conocido -eso que da coherencia y sentido a tu vida- te ancla a tu malestar, condenándote al sufrimiento e impidiéndote salir de ahí.

Justo allí es donde quizá necesitas apoyarte en alguien más que tú, para dejarte guiar en un proceso de transformación que te lleve a un lugar donde puedas empezar a disfrutar de tu vida y a través de tu presente.

Porque es allí donde reside todo: en el presente está la salud y la fuerza, es la acción y el movimiento.

El presente te da las coordenadas que precisas, para conectarte con todo lo que hay y ser uno con el universo. Por eso tu oportunidad de descubrirte, reinventarte y quererte mucho está aquí, en este momento.

Y para lograrlo,  he creado una forma ágil de conseguir que más personas logren eliminar síntomas y dolores, miedos y bloqueos, ansiedad y depresión, así como cualquier otro problema que se repite a lo largo del tiempo.

“Donde estoy? aquí, Que hora es? ahora. Quién eres? este momento” (De la película “El guerrero pacífico”)

Hay momentos en los estás tan inmerso en tu malestar, que no encuentras la forma de gestionar las situaciones, te desanimas y pierdes confianza en ti una vez más, porque no puedes ver más allá del “árbol que te tapa el bosque”.

Esos instantes duros en los que la vida te pone a prueba -con el tiempo-y de acuerdo a como lo hayas vivido, te llevan a afectar tu salud física, mental y emocional. Aún así, el camino de salida está allí disponible, a la espera de que puedas verlo.

Trabajar sobre uno mismo es una tarea natural, aunque requiere de la fuerza de la decisión para dejar de repetir las mismas actitudes de siempre,  abrirse  a lo nuevo, y poner fin a ese sufrimiento más que conocido.

Cada instante presente es nuevo, y el miedo a lo nuevo es lo que muchas veces te paraliza.

En cambio, la inercia de lo conocido -eso que da coherencia y sentido a tu vida- te ancla a tu malestar, condenándote al sufrimiento e impidiéndote salir de ahí.

Justo allí es donde quizá necesitas apoyarte en alguien más que tú, para dejarte guiar en un proceso de transformación que te lleve a un lugar donde puedas empezar a disfrutar de tu vida y a través de tu presente.

Porque es allí donde reside todo: en el presente está la salud y la fuerza, es la acción y el movimiento.

El presente te da las coordenadas que precisas, para conectarte con todo lo que hay y ser uno con el universo. Por eso tu oportunidad de descubrirte, reinventarte y quererte mucho está aquí, en este momento.

Y para lograrlo,  he creado una forma ágil de conseguir que más personas logren eliminar síntomas y dolores, miedos y bloqueos, ansiedad y depresión, así como cualquier otro problema que se repite a lo largo del tiempo.

“Donde estoy? aquí, Que hora es? ahora. Quién eres? este momento” (De la película “El guerrero pacífico”)

Con el método MOTUS,  enseño cómo lograr estar en el movimiento presente.

De esta forma consigues avances visibles en poco tiempo, e incorporas estrategias para confiar en ti mismo e independizarte de la terapia, de una manera rápida y efectiva.

La mayoría de los pacientes que llegan a mí, tienen cientos de preguntas que necesitan responder y que no logran resolver por sí mismos, así lo intenten una y otra vez.

Aunque pronto, la situación de angustia y malestar se transforma, y las soluciones aparecen ante ellos con una claridad que antes parecía imposible. Al desenredar esos pensamientos, empieza a notarse la mejoría.

Ves cómo tu camino se ensancha, la realidad asoma de una forma más amable y tienes la posibilidad de redescubrirte a ti mismo. Empiezas por fin  a quererte mucho.

Comienzas a valorarte y a respetar tus tiempos y momentos. Como persona, entiendes que cuentas con una esencia que te es propia y, el inmenso valor que hay en ti, aflora para hacerse consciente.

Es un proceso que por momentos parece invisible, porque nace de adentro hacia afuera. Por eso, cuando se exterioriza, lo hace con la fuerza necesaria para permitir que puedas volver a confiar en ti, y en lo que eres capaz. Te vuelves a sorprender de ti mismo y te empoderas.

Allí comienza una nueva etapa en la que cambias tu percepción de la realidad y te vuelves independiente de ella, porque tienes herramientas que, en el día a día, te ayudan a enfrentar nuevas situaciones y a resolver problemas sin caer en el estrés ni la ansiedad. Tampoco sientes ese miedo paralizador que antes te enumeraba al oído tus viejos temores y ahora da paso a la confianza.

De manera paradójica, tomas control sobre tu vida permitiendo que las cosas pasen, dejando de controlar en base a tus deseos, miedos o expectativas. Te animas a tomar las decisiones que has dejado relegadas, y así permites  que lo nuevo ocurra.

Toda esta nueva experiencia te permite conectar contigo y con la vida en una forma profunda y estable, que se transmite a otros ámbitos de tu vida. Tu entorno se vuelve más agradable, ya no experimentas tensión ni estado de alerta excesivos.

Ahora puedes enfocarte y comprender a dónde debes dirigir tus esfuerzos, y también te amigas con tus defectos, lo que te brinda alivio y paz.

Por primera vez en mucho tiempo te sientes con ilusión de seguir creciendo como persona y de vivir cada día en el disfrute del momento presente.

Con el método MOTUS,  enseño cómo lograr estar en el movimiento presente.

De esta forma consigues avances visibles en poco tiempo, e incorporas estrategias para confiar en ti mismo e independizarte de la terapia, de una manera rápida y efectiva.

La mayoría de los pacientes que llegan a mí, tienen cientos de preguntas que necesitan responder y que no logran resolver por sí mismos, así lo intenten una y otra vez.

Aunque pronto, la situación de angustia y malestar se transforma, y las soluciones aparecen ante ellos con una claridad que antes parecía imposible. Al desenredar esos pensamientos, empieza a notarse la mejoría.

Ves cómo tu camino se ensancha, la realidad asoma de una forma más amable y tienes la posibilidad de redescubrirte a ti mismo. Empiezas por fin  a quererte mucho.

Comienzas a valorarte y a respetar tus tiempos y momentos. Como persona, entiendes que cuentas con una esencia que te es propia y, el inmenso valor que hay en ti, aflora para hacerse consciente.

Es un proceso que por momentos parece invisible, porque nace de adentro hacia afuera. Por eso, cuando se exterioriza, lo hace con la fuerza necesaria para permitir que puedas volver a confiar en ti, y en lo que eres capaz. Te vuelves a sorprender de ti mismo y te empoderas.

Allí comienza una nueva etapa en la que cambias tu percepción de la realidad y te vuelves independiente de ella, porque tienes herramientas que, en el día a día, te ayudan a enfrentar nuevas situaciones y a resolver problemas sin caer en el estrés ni la ansiedad. Tampoco sientes ese miedo paralizador que antes te enumeraba al oído tus viejos temores y ahora da paso a la confianza.

De manera paradójica, tomas control sobre tu vida permitiendo que las cosas pasen, dejando de controlar en base a tus deseos, miedos o expectativas. Te animas a tomar las decisiones que has dejado relegadas, y así permites  que lo nuevo ocurra.

Toda esta nueva experiencia te permite conectar contigo y con la vida en una forma profunda y estable, que se transmite a otros ámbitos de tu vida. Tu entorno se vuelve más agradable, ya no experimentas tensión ni estado de alerta excesivos.

Ahora puedes enfocarte y comprender a dónde debes dirigir tus esfuerzos, y también te amigas con tus defectos, lo que te brinda alivio y paz.

Por primera vez en mucho tiempo te sientes con ilusión de seguir creciendo como persona y de vivir cada día en el disfrute del momento presente.

Como psicóloga, sé que la necesidad de comprender y de sentir mejora es urgente. Por eso, el objetivo del método Motus es conseguir resultados duraderos lo antes posible.

Esto es indispensable para confiar en el camino que estás emprendiendo.

Para ello vamos hasta el origen con el objetivo de reconectar con tu identidad, y así  retomar tu fuerza adulta, soltar miedos del pasado y expectativas del futuro.

En este reconocimiento, puedes estar en tu sitio y ver a cada uno en su lugar.

La base del método reside sobre tres ingredientes: conciencia, presente y movimiento. Y empieza por ir hacia el origen, porque es lo que permite obtener mejoras en menos de 3 meses y eliminar el síntoma aún más rápido, la mayoría de las veces después de la primera sesión.

En muy pocas sesiones tu vida empieza a cambiar, porque por fin te atreves a vivir siendo tú mismo.

Mi papel es acompañarte en ese camino y dotarte de herramientas, el tuyo es recorrerlo apoyándote en las técnicas entrenadas

En este proceso estaré allí para tí, tendrás la posibilidad de recurrir a mi cuando lo necesites, aquí mi función es ser la linterna que te ayuda a alumbrar un camino que tú mismo vas descubriendo.

Como psicóloga, sé que la necesidad de comprender y de sentir mejora es urgente. Por eso, el objetivo del método Motus es conseguir resultados duraderos lo antes posible.

Esto es indispensable para confiar en el camino que estás emprendiendo.

Para ello vamos hasta el origen con el objetivo de reconectar con tu identidad, y así  retomar tu fuerza adulta, soltar miedos del pasado y expectativas del futuro.

En este reconocimiento, puedes estar en tu sitio y ver a cada uno en su lugar.

La base del método reside sobre tres ingredientes: conciencia, presente y movimiento. Y empieza por ir hacia el origen, porque es lo que permite obtener mejoras en menos de 3 meses y eliminar el síntoma aún más rápido, la mayoría de las veces después de la primera sesión.

En muy pocas sesiones tu vida empieza a cambiar, porque por fin te atreves a vivir siendo tú mismo.

Mi papel es acompañarte en ese camino y dotarte de herramientas, el tuyo es recorrerlo apoyándote en las técnicas entrenadas

En este proceso estaré allí para tí, tendrás la posibilidad de recurrir a mi cuando lo necesites, aquí mi función es ser la linterna que te ayuda a alumbrar un camino que tú mismo vas descubriendo.

Con 20000 horas de sesiones psicológicas y más de 3000 pacientes guiados, valorados y tratados, he avanzado cada vez más, hacia formas de trabajo que ayudan a conseguir resultados duraderos, y a que encuentres bienestar en menos tiempo.

Así fue cómo surgió Motus. Un método que combina, integra y complementa los conceptos y técnicas de la psicología cognitiva-conductual, la neuropsicología y la PNL, así como también el enfoque de la teoría sistémica y el análisis transaccional para acceder al origen del síntoma y destrabar los bloqueos que impiden desvelar aquello que necesita ser visto.

El método MOTUS -presente en movimiento- tampoco deja de moverse, a lo largo de estos años lo he experimentado en mi propia vida ante cada una de las dificultades que se me han presentado (y que siguen haciéndolo). Cada uno de los casos en los que trabajo, mantiene en movimiento el método, porque es lo que me permite adaptarlo y optimizarlo.

Y por eso confío en su poder sanador.

Las sesiones con mis pacientes, también siguen una dinámica que he desarrollado con el tiempo. En especial busco que no sean apretadas ni forzadas, sino que fluyan igual que todo lo demás, en sintonía con el presente y con la vida.

QM_Servicios_B6M

Con 20000 horas de sesiones psicológicas y más de 3000 pacientes guiados, valorados y tratados, he avanzado cada vez más, hacia formas de trabajo que ayudan a conseguir resultados duraderos, y a que encuentres bienestar en menos tiempo.

Así fue cómo surgió Motus. Un método que combina, integra y complementa los conceptos y técnicas de la psicología cognitiva-conductual, la neuropsicología y la PNL, así como también el enfoque de la teoría sistémica y el análisis transaccional para acceder al origen del síntoma y destrabar los bloqueos que impiden desvelar aquello que necesita ser visto.

El método MOTUS -presente en movimiento- tampoco deja de moverse, a lo largo de estos años lo he experimentado en mi propia vida ante cada una de las dificultades que se me han presentado (y que siguen haciéndolo). Cada uno de los casos en los que trabajo, mantiene en movimiento el método, porque es lo que me permite adaptarlo y optimizarlo.

Y por eso confío en su poder sanador.

Las sesiones con mis pacientes, también siguen una dinámica que he desarrollado con el tiempo. En especial busco que no sean apretadas ni forzadas, sino que fluyan igual que todo lo demás, en sintonía con el presente y con la vida.

Quizá creas que tu situación es muy diferente al de otras personas que han logrado salir adelante, y que por ello en tu caso, no estás seguro de si lo lograrás.

Lo cierto es que ya no confías en tu capacidad de volver a conectarte con el disfrute, con la plenitud y la ausencia de dolores y síntomas molestos. Te da temor ilusionarte para, al cabo de un tiempo, caer en el mismo lugar que ahora.

Aunque te confesaré algo: tu caso no es el único. Las dificultades pueden ser distintas pero las formas de reaccionar, y de solucionar, son muy similares. Después, cada uno lo interpreta y coloca donde su nivel de desarrollo personal le permite. Y puedo asegurarte que esto de trabajar en tu desarrollo personal engancha. Una vez que descubres que es posible avanzar, no vuelves a resignarte ante la adversidad.

Ese es el motivo por el que las tres primeras sesiones son decisivas. Desde la primera puedes entender lo que sucede, e ir modificando tus reacciones a modo de experimento; para comprobar por ti mismo que es posible soltar el malestar y vivir en calma/plenitud.

Dime ¿crees que es momento de abandonar ese estado que te acompaña desde hace tanto tiempo?

O dicho de otra forma: ¿Estás dispuesto a descubrir qué es lo que te depara la vida más allá del punto muerto dónde estás ahora?

Quizá creas que tu situación es muy diferente al de otras personas que han logrado salir adelante, y que por ello en tu caso, no estás seguro de si lo lograrás.

Lo cierto es que ya no confías en tu capacidad de volver a conectarte con el disfrute, con la plenitud y la ausencia de dolores y síntomas molestos. Te da temor ilusionarte para, al cabo de un tiempo, caer en el mismo lugar que ahora.

Aunque te confesaré algo: tu caso no es el único. Las dificultades pueden ser distintas pero las formas de reaccionar, y de solucionar, son muy similares. Después, cada uno lo interpreta y coloca donde su nivel de desarrollo personal le permite. Y puedo asegurarte que esto de trabajar en tu desarrollo personal engancha. Una vez que descubres que es posible avanzar, no vuelves a resignarte ante la adversidad.

Ese es el motivo por el que las tres primeras sesiones son decisivas. Desde la primera puedes entender lo que sucede, e ir modificando tus reacciones a modo de experimento; para comprobar por ti mismo que es posible soltar el malestar y vivir en calma/plenitud.

Dime ¿crees que es momento de abandonar ese estado que te acompaña desde hace tanto tiempo?

O dicho de otra forma: ¿Estás dispuesto a descubrir qué es lo que te depara la vida más allá del punto muerto dónde estás ahora?

Quiero que conozcas las 4 formas en las que podemos trabajar juntos para alcanzar el bienestar que necesitas.

Terapia online o presencial 1 a 1

Las tres primeras sesiones son la clave que caracteriza mi forma de trabajar.  A partir de la cuarta, tú fijas la siguiente sesión en función de tu necesidad de trabajar algo concreto de lo nuevo que vaya surgiendo. No son sesiones pautadas e innumerables sobre el motivo inicial de consulta.

El objetivo aquí es que puedas averiguar cómo reaccionar ante la vida tanto con lo que te gusta como con lo que no,  verás que este es el punto inicial de cada instante presente: el pensamiento que eliges para vivirlo y la coherencia con tus sentimientos y conductas. Por eso, en nuestros encuentros, gran parte de tu tarea es entender tu responsabilidad en este proceso.

Lograrás comprender que tu conducta final depende de esa primera elección, porque si a cada situación que se presente, le das una interpretación con pensamientos y emociones viejas, será más de lo mismo

Al ser consciente de ello, entenderás que tu calidad de vida depende exclusivamente de ti, y es ahí que la vida cambia.

Es un trabajo a partir de lo que eliges pensar, sentir y hacer. A lo largo de nuestras terapias, descubrirás que  puedes hacer una elección de forma consciente.

Aquí mi tarea es ayudarte, guiarte y acompañarte en el proceso de entender lo que impide que te re-descubras  y avances. En nuestra sesión te enseñaré técnicas de afrontamiento que te permitirán “moverte” a través del presente.

Emplearás herramientas y estrategias para trabajar en tu bienestar personal, ser consciente de tus emociones y  observar tus pensamientos. De esta forma, lograrás vivir las situaciones que antes te sobrepasaban, sin afectar tu salud física, mental y emocional.

Descubrirás qué sujeta o mantiene el problema, por lo que también podrás encontrar la solución. Así dejarás de tener miedo al cambio, porque entenderás que sólo es crecimiento en busca de la mejor versión de ti mismo, de tu realización plena.

El objetivo inicial es que –desde nuestra primera sesión- ya te sientas mejor que antes, aunque la meta final, es que puedas recorrer tu vida a lo largo de cada instante presente sin miedo y logres recuperar tus ganas de levantarte cada mañana para saborear la vida en total presencia, lo dulce y también lo amargo que hay en ella.

Constelación individual

(1 sesión)

De acuerdo al síntoma o situación que necesites resolver, utilizamos  las Constelaciones Familiares para que puedas tomar consciencia de aquello que necesita ser visto.

Para ello te guiaré  a través de la imagen que representa el problema o tema a trabajar, y el  movimiento que surge, así descubrirás la información necesaria para liberar el síntoma o bloqueo.

O, en vez de ello, nos podemos valer de la representación del problema. De esta forma simbolizamos personas y situaciones, para ayudar a comprender el papel que tú ocupas en el sistema y que te da el contexto del tema a trabajar, y te ayuda a ver qué decisiones puedes tomar.

Nuevas constelaciones familiares

(3 horas)

Se trata de una forma de trabajo en grupo, a lo largo de tres horas. Durante este tiempo, constelamos tu tema a trabajar y el de de cada uno de los asistentes.

Cualquier persona puede hacerlo y no requiere que expliques el contexto de tu problema, no es necesario desvelar tu intimidad delante del resto de asistentes, sino que el  grupo se pone al servicio de tu constelación, ellos se abren a sentir en el cuerpo sin emoción aprendida, y sin pensar en el porqué o en lo que viene después, se dejan mover sin intentar controlar ni poner de su parte. Es una meditación activa.

Mi papel aquí es guiarte para que te abras a la representación cuántica del origen de la dificultad, eso que necesita ser visto, asumido e integrado.

Una vez que identificas el tema esencial a trabajar, elegirás a los representantes.

También puedes asistir como representante, para permitirte vivirlo, es la mejor forma de entender esta forma de trabajar, verás que cuando tu te pones al servicio de otra persona, representas aspectos de la vida de alguien sin tener información y ni conocerla. Es la representación cuántica.

¿Qué puedes constelar?

Algo concreto y puntual que te esté sucediendo en ese momento y que no sabes cómo afrontar, o un aspecto de tu vida que has observado que se repite una y otra vez, y que te impide avanzar. Puede ser una dificultad para encontrar pareja o trabajo, una dificultad con un miembro de la familia o problemas económicos.

También es posible constelar síntomas físicos recientes o que llevan contigo mucho tiempo, que son de carácter psicosomático y en los que los médicos te recomiendan trabajarlo a nivel psicológico porque  no encuentran base orgánica.

En definitiva, puedes constelar cualquier dificultad que dificulte tu avance, tu vida en plenitud.

Al trabajar desde una perspectiva sistémica, entenderás cómo esas dificultades surgen para ayudarte a avanzar. Verás que aquello que te obliga a parar, mirar y atender, es lo que está detrás del origen del problema o dificultad, y que surge para ayudarte a avanzar. En el problema está la solución que da paso a la vida plena.

La constelación se desarrolla mostrando la dinámica interna de tu familia y permite ver el origen del problema que estás trabajando. Te das cuenta de lo profundo que sujeta tu dificultad y puedes aceptar vivirlo. Esa elección de vida con todo lo que conlleva, pone en marcha la resolución del problema.

Se trata de un salto evolutivo a una nueva etapa en la que puedes vivir con mayor conciencia, sin inercia ni patrones aprendidos. Tanto tú,  como todo tu sistema familiar, experimentan un gran cambio en sus vidas a partir de ese momento. Esto también ocurre con los representantes y sus sistemas, en la medida de su entrega al trabajo del otro, son impulsados a ese mismo cambio de etapa, de mayor conciencia, de más vida, de más plenitud/amor. Esto ocurre en proporción a lo que cada uno de los asistentes esté listo para avanzar, abre o posibilita un desarrollo personal para todos los asistentes hayan constelado o no.

Talleres y  cursos online

(8 horas online – 14 horas presencial)

Cada curso gira en torno a un tema específico abordado con ejercicios sistémicos que pueden hacerse de forma individual, por parejas o en grupos pequeños.

La eficacia de esta primera práctica sistémica es de un 80%, por lo que solo el 20% de los casos requiere de un trabajo añadido en una constelación grupal dentro de este mismo curso.

Esta metodología con la que imparto el curso presencial u online, te permite experimentar la teoría en tu propio cuerpo y obtener la información que precisas en ese momento para avanzar en la temática propuesta.

¿Crees que ya es momento de empezar a Quererte mucho? Pues adelante,

Para que pueda ayudarte a seleccionar la mejor opción para ti, puedes responder algunas preguntas que facilitarán mi recomendación para tu caso particular.

Revela tu actitud ante la vida con estas 10 situaciones de la vida diaria.

Completa aquí el cuestionario y comienza a entender como tu forma de reaccionar condiciona tu presente.

Revela tu actitud ante la vida con estas 10 situaciones de la vida diaria.

Completa aquí el cuestionario y comienza a entender como tu forma de reaccionar condiciona tu presente.

© COPYRIGHT 2020 María Dolores Gomez Gutierrez | AVISO LEGAL | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Diseñado por MarceloMuzyka y Copywriting NatyHellriegel